¿Querés transformarte en manifestador de tus sueños?

Muchas personas han estudiado, practicado o al menos escuchado sobre la ley de atracción. Algunos dicen “creer” en ella, otros dicen que no funciona…

Tú, ¿en qué postura estás respecto a esta maravillosa ley?

Quizás es bueno que recuerdes que esta no es una ley inventada, y no necesita de tu credibilidad para funcionar (lo siento). La ley de atracción es una de las principales leyes espirituales de la vida. Podemos elegir seguir las leyes o no, en definitiva cada quien cosechará su propia siembra.

Respecto a la ley de atracción deberás saber, recordar, que inconscientemente transmites tu energía, tal así como un imán tenemos cualidades repelentes y atractivas. Fuiste tú quien atrajo y quien ha repelido, alejado toda cosa y persona que está o no está en tu vida. Tú eres un gran transmisor de energías! Emites la historia de tus patrones adquiridos, tu energía emocional, la estructura de tu mente, lo que te gusta, lo que no, tus miedos y certezas. Contactamos con aquello que sintonice una misma frecuencia, con quienes vibran, resuenan con lo que nosotros emitimos. La tristeza, la desconfianza, el miedo, la ansiedad entre otros son frecuencias de muy baja vibración; en su polo opuesto la gratitud, el amor, la felicidad, el placer, el dar transmiten una energía de frecuencias bien altas que te magnetizan con cosas y personas, situaciones de frecuencia similar. No puede ser de otra forma: es ley, creas en ella o no, así como por ejemplo lo hace la ley de gravedad. 

El universo nos regala espejos para que nos contemplemos en ellos, tu percepción sobre la imagen te estará dando la pauta de lo que debes trabajar en tu interior. 

Hagámoslo más sencillo aún!

La desesperación es algo que repele. Habrás notado si buscaste empleo, si querías conseguir dinero urgente, querías una pareja o lo que fuera pero desde la desesperación y sólo más se demoró.

Acaso no te han llegado más pretendientes cuando te has puesto en pareja? Has visto la gran cantidad de casos donde la pareja no puede tener hijos y al adoptar logran fecundar naturalmente? Eso denota la efectividad de atracción de nuestras emociones.

Una paciente que siempre tenía parejas que la engañaban se dió cuenta que en su interior ella creía que no era seguro confiar en alguien, y eso hacía que atrajera personas capaces de engañarla, cuando sanó esa creencia atrajo una pareja en la que si podía confiar. 

Cuando trabajamos en la ley de atracción observamos el campo cuántico, la mecánica de cada realidad que vives para reconocer el ámbito de manifestación de todo lo que “te sucede”, no importa si son memorias del árbol ó muy antiguas, fidelidades, contratos kármicos  ó falta de auto-observación y conocimiento, nos bastará identificar cual es la información emitida a través de la frecuencia de vibración energética que es captada por la ley de atracción para así hacerla consciente y comenzar a ejercitar para lograr atraer a nuestra burbuja holocuántica  aquella realidad acorde a lo que deseo crear/atraer en mi vida. 

La ley de atracción no es ni buena ni mala, el campo de información de la persona es una onda que circula y conecta sincrónicamente con la opción que le corresponde.

En el ejercicio de la observación y modificación de nuestra perspectiva también cambiamos el ángulo y sus partículas moleculares, que activaran otras partes del campo de las infinitas posibilidades dándonos lugar a crear de manera consciente un nuevo estado de abundancia, de paz, de amor, de satisfacción ( o todo lo contrario), ya que la ley de atracción no hace juicio de lo “bueno” o lo “malo”. Cuando cambio mi perspectiva y miro desde el amor empiezo a pensar diferente, por lo tanto a sentir diferente y con esto todo mi campo cuántico cambia, vibra desde otra naturaleza, comienza a fluir desde el universo mismo.

Cómo podemos utilizar esta ley en beneficio nuestro?

Con la ley de atracción yo puedo elegir la vida que quiero vivir, salud, felicidad, amor, paz, celebración…

¡Puedo cambiar mi vida y la de mi entorno!.

Aquello que está emanando de mi realidad va a ser lo que me espeje este infinito campo, cuando observo mi emoción ya detectó la frecuencia del dial que estoy haciendo vibrar, la antena que estoy sintonizando. Cuando tomo consciencia de ello, me hago responsable de que la vida no es algo que “a mi me sucede” sino algo que “yo estoy generando”   por lo que, simplemente es el espejo que me refleja la existencia de aquello que aún no había podido aceptar en mi interior y descubro que no existen pruebas que me ponga la vida. ¿Por qué la vida necesitaría ponernos a prueba? ¿qué sentido tendría? La vida jamás nos pone ninguna prueba, simplemente ella está a la espera, observándonos…ella solo espera nuestras señales para devolvernos aquello que nosotros mismos emitimos (ya sea de manera consciente ó inconsciente). Aquellas que sentimos como lecciones de vida no serán más que repeticiones que venimos arrastrando quien sabe desde cuando, en diferentes cuerpos nuestra vida es eterna, si! pero si hoy te atrajo esta información, nos corresponde sanar, se nos ha brindado esta nueva posibilidad de transmutar todo pasado, presente y futuro en el aquí y ahora.

 CON LA LEY DE ATRACCIÓN TOMARÁS LAS RIENDAS DE TU VIDA Y LE DARÁS EL SENTIDO A TU EXISTENCIA! 

  Te acompaño

Con amor.

Escrito por  Tamara Soledad Castro, Manifestación Consciente.